Ministra de Salud lidera encuentro de ministros de América Latina y el Caribe sobre el impacto de la pandemia por COVID-19 en los sistemas sanitarios y en la salud mental

 En el evento de alto nivel se presentó el Informe del Banco Mundial: “Construyendo sistemas de salud resilientes en América Latina y el Caribe: Lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19”.

 A través de una declaración conjunta los ministros y viceministros de Salud plantean invertir en sistemas sanitarios resilientes y en salud mental.

Los ministros y viceministros de Salud de América Latina y el Caribe se reunieron en Chile para dialogar sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 en los sistemas sanitarios y en la salud mental.

El evento “Reconstruir el bienestar después de la pandemia: Invertir en sistemas sanitarios resilientes y salud mental” organizado por el Ministerio de Salud y el Banco Mundial contó con la participación de los ministros de Salud de Colombia, Argentina y Ecuador, los viceministros de Paraguay y República Dominicana, la presidenta de la Caja Costarricense del Seguro Social, representantes de la Organización Mundial de la Salud OPS/OMS y tomadores de decisión.

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, destacó que “para Chile es muy relevante ser el anfitrión de este encuentro ministerial que genera un diálogo en torno al desarrollo de sistemas de salud resilientes, tras los desafíos y aprendizajes que nos deja la pandemia por COVID-19. Este es un debate que va en línea con las prioridades del gobierno del Presidente Gabriel Boric en Salud, donde estamos trabajando en tres líneas estratégicas para este período: disminuir los tiempos de espera; la Salud Mental, que se ha agravado especialmente con la pandemia; y avanzar hacia la reforma de un sistema Universal de Salud que reconoce la atención primaria universal como un elemento central, con un enfoque comunitario, de favorecer el cuidado y el acceso a través de distintos mecanismos”.

Durante el encuentro, el Banco Mundial presentó el Informe: “Construyendo sistemas de salud resilientes en América Latina y el Caribe: Lecciones aprendidas de la pandemia de COVID-19” en el que se plantea la necesidad de priorizar la generación de sistemas de salud más fuertes en América Latina y el Caribe luego de la pandemia.

El documento resalta que el COVID-19 tuvo impactos profundos sobre los sistemas de salud de América Latina y el Caribe (ALC) exponiendo debilidades estructurales pero, a su vez, desató innovaciones sin precedentes en el área de salud, evidenciando la necesidad de invertir para fortalecer la resiliencia de los sistemas sanitarios y evitar pérdidas similares en el futuro.

Plantea la necesidad de realizar intervenciones rentables como la Atención Primaria de la Salud o mejoras en los sistemas de vigilancia de la salud pública para el desarrollo de resiliencia frente a pandemias futuras. También señala que se requiere más inversiones para hacer frente a las presiones sobre los servicios sanitarios, incluidos los servicios de salud mental, y para sentar las bases de mejores resultados en materia de desarrollo humano y crecimiento económico.

«La pandemia ha demostrado que los sistemas de salud deben estar bien financiados y ser capaces de hacer frente a los choques y las sobrecargas», dijo Juan Pablo Uribe, Director Global de Salud, Nutrición y Población del Banco Mundial. «Muchos países de América Latina y el Caribe han desarrollado medidas eficaces e innovadoras, como la expansión de los servicios de telemedicina y telesalud, el aumento del uso de datos en la toma de decisiones y nuevas asociaciones público-privadas que han ampliado el acceso a la atención durante los picos pandémicos. Estas innovaciones pueden catalizar e impulsar reformas más amplias y duraderas para mejorar la resiliencia del sector sanitario».

Los ministros participantes suscribieron una declaración en la que resaltaron la necesidad de avanzar en soluciones innovadoras e inversiones de alto valor para fortalecer la resiliencia de los sistemas de salud.

“Hacemos un llamado a los ministros de salud y de finanzas de América Latina y el Caribe para hacer nuevas inversiones en intervenciones costo-efectivas para fortalecer la resiliencia de los sistemas de salud y mejorar los resultados en salud mental, y reportar dentro de un año para discutir acerca del progreso y planes para seguir avanzando en esta agenda”, señala la declaración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *