Programa de Empleo de Conaf inició trabajos en zona afectada por el incendio en Viña del Mar

Cuadrillas del Programa de Emergencia de Empleo (PEE), de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), iniciaron labores para contribuir a la recuperación de la zona afectada por el incendio en Viña del Mar.

Durante la primera semana de trabajo, entre el lunes 16 y el viernes 20 de enero, retiraron escombros, desechos domiciliarios, vegetación y residuos leñosos en distintos puntos de Forestal Alto (Puerto Williams, Tranque Sur, Serena, Ancud, Villarrica, Santiago Coquimbo, La Colina y Las Hortensias) y Nueva Aurora (Italia, Irene Frei y Alejandro Navarrete).

Al respecto, el director regional de Conaf, Luis Correa, explicó que “los equipos están conformados por personas provenientes de la zona afectada por el incendio y sectores aledaños, inscritas en la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil) y el Registro Social de Hogares”.

“Para desarrollar las faenas, trabajadoras y trabajadores recibieron elementos de protección personal como antiparras, overoles, zapatos de seguridad y bloqueador solar. Por otro lado, más del 90 por ciento estaba vacunado previamente contra el tétanos”, complementó.

Por su parte, el encargado regional de los Programas de Empleo de Conaf, Carlos Bravo, subrayó que “las labores de retiro de escombros, despeje de vegetación y eliminación de material combustible, en pequeñas quebradas, están en coordinación con el Departamento de Operaciones del municipio de Viña del Mar, que planifica y gestiona el movimiento de maquinarias”.

“Señalar también que aún quedan cupos de empleo disponibles, los que pretendemos completar a partir del primero de febrero”, sostuvo.

En tanto, la vecina de la población Irene Frei, del sector de Nueva Aurora, Marcela Cases, recalcó  que  “ver los escombros es tristeza, es retroceder; sacar los escombros, que Conaf venga a ayudar, que vengan los voluntarios, implica avanzar. Así de simple. Incluso despeja la mente y alivia el alma”.

Asimismo, calificó como “un plus tremendo” que las cuadrillas estén compuestas por personas residentes en la parte alta de la Ciudad Jardín, ya que “conocen sus quebradas, conocen los caminos, conocen a sus vecinos (…) Esa cooperación entre prójimos es mucho más rápida al ver que una cara conocida te viene a ayudar”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *