Ministra de Salud da inicio al mes de la prevención del cáncer de mama: campaña “Aunque cueste, primero nosotras”

“Nosotros queremos instalar muy claramente que el tema son los tiempos de espera más que las listas de espera. Hay un tiempo que es clínicamente razonable y también es digno para las personas, nosotros lo que queremos es llegar ahí”, aseguró la ministra de Salud, Ximena Aguilera, al referirse a los mecanismos a implementar para dar respuesta a un tema tan sentido por la población y que es una prioridad para el gobierno.

La autoridad ocupó como escenario para pronunciarse sobre el tema la Junta de Vecinos Aníbal Pinto, comuna de San Joaquín,  lugar al que llegó para participar del lanzamiento de la campaña “Aunque cueste, primero nosotras” de la Fundación Arturo López Pérez, organización que instaló su clínica móvil de mamografía para facilitar el acceso al examen preventivo a las vecinas del sector.

Actualmente existen cerca de 13 mil personas con patologías oncológicas esperando ser atendidas.  De allí, la importancia de la detección precoz y el autocuidado. “El cáncer de mama se puede prevenir. Hay un menor riesgo en las personas que realizan actividad física, que consumen menos alcohol y que mantienen un peso adecuado. Sin embargo, es un cáncer de alta frecuencia, entonces lo que nosotros queremos transmitir es que iniciar un cuadro de cáncer de mama no es sinónimo de una condena a muerte. Esto, porque el cáncer de mama se puede diagnosticar oportunamente gracias a la mamografía”, afirmó la ministra.

La autoridad explicó que el sistema de salud chileno contempla esta enfermedad en el sistema de Garantías Explícitas en Salud (GES) y en prestaciones incorporadas en la Ley Ricarte Soto. “Esta es una enfermedad prioritaria para Chile y por ello, la importancia de acercar la tecnología a la gente, disminuyendo las barreras de acceso, que son parte del mensaje central del programa del Presidente Boric para el fortalecimiento de la salud pública en Chile”, enfatizó.

Añadió que entre las estrategias se encuentran “primero hay que mejorar y recuperar la capacidad productiva que tenía el sector pre pandemia; desarrollar estrategias público-privadas, a través de los convenios del sector privado como segundo prestador; y mejorar los sistemas de información, hacerlos más trasparente de modo de que haya un mayor control ciudadano, respecto de qué situación estoy en la lista de espera y que me falta”.

Cristián Ayala, gerente general de la FALP, sostuvo que el objetivo de la campaña es introducir el llamado de alerta en las mujeres chilenas para realizarse anualmente la mamografía, ya que según explicó, el 85% del cáncer de mama se da en mujeres que no tienen antecedentes familiares. “Si esta enfermedad se detecta precozmente se puede tratar y de hecho, 9 de cada 10 mujeres se puede salvar, pero si llegamos tarde solo 3 de cada 10 tiene una oportunidad”, agregó.

Por su parte, el alcalde de San Joaquín, Cristóbal Labra, explicó que, junto con la FALP, acordaron realizar 4 mil mamografías a través de la clínica móvil y que ya completaron las 2.300. “Hemos iniciado esta campaña hace mucho tiempo, trabajando e incentivando. Hoy también tenemos la posibilidad que se pidan las horas para la mamografía a través de un sistema que se llama Teletriage, que permite conseguir una hora más fácilmente. Sabemos que este es el cáncer que mata más mujeres en Chile y es por ello por lo que estamos generando la campaña donde lo fundamental es que ellas se puedan hacer el examen”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *