Jefa de Farmacia de HEP explica el correcto uso de medicamentos en el hogar

Diversas enseñanzas, despeje de mitos y aclaraciones sobre los medicamentos, entregó la jefa de la unidad de Farmacia del Hospital Dr. Eduardo Pereira (HEP) de Valparaíso, químico farmacéutica Varinia González Letelier, quien también señaló que la pandemia ha tenido un impacto significativo en la conformación de las canastas de fármacos en los centros asistenciales, ya que la variedad de los mismos ha cambiado producto de las necesidades emanadas de la atención y tratamiento de los pacientes Covid-19.

La profesional, magister en Gestión en Farmacia Asistencial y con 27 años de trayectoria en el HEP (21 de ellos desempeñándose como jefa de la especialidad en el hospital), participó como invitada en el programa “Haciendo Salud” que se emite todos los miércoles a mediodía por radio Portales de Valparaíso (89.5 FM), el que es conducido por la directora del establecimiento, Angélica Sanhueza, siendo la panelista estable la subdirectora Médica, Dra. Mónica Cevallos.

Uno de los temas que abordó en el programa, fue la fecha de vencimiento de los medicamentos y cómo afecta mantener en casa e ingerir los que ya se encuentran vencidos. “Lo primero es explicarles a la población que todo medicamento tiene una fecha de vencimiento. La industria farmacéutica la calcula de acuerdo a la efectividad y potencia que presenta. Es decir, si se toman medicamentos vencidos, es muy probable que no tengan la efectividad que se espera”. Otro riesgo, explicó, “es que si hemos tenido guardado por mucho tiempo un medicamento, éste pueda producir o emanar sustancias tóxicas y tomarlo podría causar un daño y ser nefasto”.

Por esto, Varinia González, recomendó “revisar los botiquines en casa, verificar las fechas de vencimientos de los productos y los que tienen que desechar, por favor hacerlo dentro de una bolsa bien sellada y deshacerse de esos medicamentos”.

Otro aspecto que afecta la efectividad de los remedios, precisó la experta, son las condiciones de almacenamiento. “Tenemos que asegurarnos que estén en lugares frescos y secos, como se señala en los envases. No pueden estar guardados en lugares húmedos, porque pueden generarse hongos. Hay algunos incluso que se tienen que mantener refrigerados entre 2°C y 8°C, como la insulina; por eso es muy importante que las personas lean y se fijen bien en las indicaciones que vienen en cada envase”, añadiendo que como norma general, los medicamentos deben ser almacenados en lugares que no superen los 25°C . Por ello, dijo, no son adecuadas las cocinas (porque emana vapor de hervidores u ollas), mientras que los clósets son espacios ideales. “Lejos del alcance de los niños, es muy importante también”, precisó.

La jefa de Farmacia del HEP compartió otro dato: “en el caso de los pacientes diabéticos, las insulinas pueden estar seis semanas a temperatura ambiente, una vez que se abre el envase para colocarla. Ahora, si la persona vive en un lugar muy caluroso, puede guardar la insulina en la puerta del refrigerador, que registra un poco más de grados que el resto del espacio. Sin embargo, siempre hay que leer el prospecto del medicamento”, dijo.

También señaló que las gotas para los ojos “una vez abiertas, duran un mes, porque se necesita que el medicamento se encuentre estéril; no duran más. Hay que fijarse las indicaciones del envase, que deberían advertir su duración”.

Sobre las vitaminas, complementos o suplementos alimenticios, minerales y otro tipo de packs de ofertas que están en las farmacias dispuestos en forma visible y atractiva, Varinia González señaló que “sobre este tema y en general sobre todos los medicamentos y sustancias, siempre uso un dicho que aprendí de un profesor: la diferencia entre un veneno y un medicamento está en la dosis, lo que significa que todo potencialmente puede hacer daño si no se ingiere en la justa medida”. Recalcó que para automedicarse “hay que tener criterio y avalar siempre con el médico”.

Con respecto a los botiquines de los hogares, la profesional recomendó que “contengan algunos imprescindibles generales, como analgésicos, antialérgicos, alguna pomada para picaduras o quemaduras, un antiséptico, alcohol y parches curitas”.

Farmacia en el HEP

Finalmente, la químico farmacéutica comentó que la pandemia también ha afectado la dinámica y funcionamiento habitual del servicio de Farmacia del hospital Dr. Eduardo Pereira. “Ha sido un año complicado porque nosotros nos comprometemos con nuestros medicamentos de un año para otro con la Central de Abastecimiento y resulta que con el Covid nos cambió el perfil de nuestros pacientes, ahora son mucho más complejos, y responden a otros medicamentos, no a los habituales que utilizábamos con la mayoría de nuestros pacientes, que eran quirúrgicos”.

Añadió que “tuvimos que adaptarnos a la nueva realidad que no sabemos realmente cuánto va a durar; son muchas incertidumbres y al mismo tiempo tenemos que tomar definiciones, generar planes y tomar decisiones de proyección, lo que ha sido muy difícil para todos. Y aunque hubiésemos podido prever la situación a mediados del año pasado, la verdad es que la pandemia superó todas las expectativas que teníamos”.

Agradeció a su equipo de Farmacia del HEP, por el compromiso y capacidad de trabajo demostrado, especialmente en tiempos de pandemia, ya que todo el personal se ha mostrado dispuesto y disponible a redoblar los esfuerzos para que la unidad funcione sin contratiempos y de acuerdo a las necesidades y demandas que ha impuesto la emergencia sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *