Médicos del Hospital van Buren intervienen con terapia de vanguardia a paciente afectada con un coágulo pulmonar

Con terapia de ultrasonido que por primera vez se utiliza en la red de salud pública de la región, fue intervenida una paciente afectada con covid, debido a que, tras ser dada de alta, comenzó a manifestar complicaciones respiratorias. Por tal motivo, la mujer tuvo que ser reingresada al centro asistencial, momento en que los médicos le detectaron un tromboembolismo pulmonar significativo, es decir, un coágulo de sangre que obstruye la circulación a nivel del pulmón, patología que puede ser mortal.

Entre otras manifestaciones secundarias que la paciente presentó por el covid, se encontraba la preocupante baja de glóbulos rojos y plaqueta de su sangre, condición que complicó la aplicación de un tratamiento de trombolisis para poder disolver el coágulo de sangre, como es habitual en estos casos, debido al importante riesgo de hemorragias, por tal motivo, luego de una evaluación de un equipo multidisciplinario, los médicos decidieron tratar su afección con terapia de ultrasonido, técnica de vanguardia que permite aplicar fármacos trombolíticos en pequeñas dosis pero de manera localizada, lo que reduce la posibilidad de complicaciones.

El subdirector médico del Hospital Carlos van Buren, Dr. Rodrigo Riveros, destacó que “es un orgullo la realización de procedimientos de vanguardia, validados por la evidencia, conforme al avance de los conocimientos y de las tecnologías existentes y ponerlas a disposición de nuestros pacientes, de manera multidisciplinaria y colaborativa”.

El Dr. Felipe Aninat, cardiólogo intervencionista del Hospital Carlos van Buren, explicó que el caso se trató de “una paciente que estuvo ingresada por una neumonía por covid, estuvo bajo vigilancia y fue dada de alta. Con cerca de dos semanas de evolución reingresó por signos de falla respiratoria, detectándose una exacerbación de su compromiso pulmonar y otras manifestaciones secundarias del covid que agravaban su cuadro; estaba con una anemia hemolítica, un bajo nivel de plaquetas en la sangre y además cursaba un tromboembolismo pulmonar submasivo”.

Riesgo de hemorragias

El bajo nivel de glóbulos rojos y plaquetas de la sangre del paciente complicó la aplicación de un tratamiento trombolítico habitual para disolver el coagulo en la rama pulmonar debido al alto riesgo de hemorragias severas, por tal motivo, luego de una evaluación multidisciplinaria, los médicos del HCVB decidieron utilizar una terapia de ultrasonido de última generación que dio muy buenos resultados en el caso.

El Dr. Felipe Aninat detalló que la paciente “tenía glóbulos rojos y plaquetas bajas producto de las manifestaciones secundarias del covid. Cuando administramos trombolíticos para tratar de disolver los coágulos que están en el sistema circulatorio, una patología generalmente grave, tenemos contraindicación en los pacientes con alto riesgo hemorrágico, como era el caso de ella”.

Evaluación multidisciplinaria

En el caso participaron diversas unidades y servicios del HCVB como Urgencia Adulto, Medicina Interna, Hematología, Medicina Transfusional, Anestesia, Cuidados Intensivos, Cuidados Intermedios, Cardiología, Hemodinamia, Angiografía y Farmacia, quienes en conjunto definieron que la paciente cumplía las condiciones para ser tratada con terapia de ultrasonido con un equipo denominado Ekos.

El Dr. Felipe Aninat, señaló que “en hemodinamia, este tipo de paciente, relativamente estable, es particularmente ideal para este procedimiento. Subimos dos catéteres por las venas femorales, los cuales quedan instalados en cada una de las ramas de la arteria pulmonar y cumplen dos objetivos, uno, mediante una consola externa, administramos ondas de ultrasonido que van a hacer fragmentación del coagulo y dos, aplicar una dosis local muy baja de trombolíticos. Esto nunca se había hecho, por lo menos en el sistema público regional”.

Por su parte, el Dr. Javier Cañón, jefe de la Unidad de Medicina Transfusional del HCVB, comentó que desde su área “hicimos tratamiento con inmunoglobulina, a las 24 horas mejoró su recuento de plaquetas, además, la apoyamos con una transfusión de plaquetas paralelamente cuando los hemodinamistas hicieron el procedimiento, como respaldo para evitar algún riesgo”.

Por último, el cardiólogo hemodinamista del HCVB, Dr. Rodrigo Sebik, sostuvo que “la gracia de esta técnica, que es distinta a las terapias tradicionales de trombolisis sistémicas a través de las venas, es que tiene un beneficio importante para el paciente, es mucho más dirigida pero además, tiene considerablemente menos riesgo de complicaciones hemorrágica, entonces, tener una terapia más eficiente, con menos riesgo, siempre es beneficioso”.

A la fecha, el hospital ya ha atendido tres casos de tromboembolismo pulmonar con el mismo método.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *