Internas embarazadas o con lactantes contarán con remodelada residencia

Hasta los dos años de edad los lactantes pueden estar junto a sus madres privadas de libertad. Durante este periodo los menores viven junto a sus progenitoras y en dependencias acondicionadas especialmente para apoyar su crecimiento y bienestar. Una de estas residencias, ubicada en el Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso, está siendo remodelada y se espera su inauguración durante los próximos meses.

El proyecto de reparación y acondicionamiento de las dependencias implicó una inversión de $12.543.203. Este monto ha permitido mejorar las condiciones de los dormitorios de las mujeres y sus hijos, como también los espacios de estimulación y aprendizaje, comedor, etc.

El encargado regional del programa Creciendo Juntos, sargento Daniel Castillo, destacó que: “Se están desarrollando los últimos trabajos en las dependencias de las internas lactantes y embarazadas que pertenecen al programa Creciendo Juntos, lo que permitirá que las privadas de libertad puedan retornar desde el CDP (Centro de Detención preventiva) de Quillota a estas nuevas dependencias que, sin duda, ofrecen un mejor cobijo, tanto a las privadas de libertad como a sus hijas o hijos”.

“El programa ofrece prestaciones de enfoque diferenciado, de atención e intervención para las mujeres embarazadas y con hijos lactantes de hasta dos años, sin importar su situación procesal. Los lineamientos de este programa consisten en incorporar el enfoque de género a la intervención familiar, de manera que padres y madres privados de libertad puedan acceder a prestaciones que les permitan desarrollar y/o fortalecer una parentalidad positiva”, agregó el encargado.

La directora regional de Gendarmería, coronel San Toledo, afirmó que: “Constantemente se están mejorando las dependencias de la población femenina y masculina, esto con la intención de mejorar las condiciones en que viven quienes se encuentran en alguna de nuestras unidades penales. En este caso en particular, la inversión irá en ayuda de las mujeres que se encuentran embarazadas o con sus hijos lactantes en el Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso, lo que, sin duda, conlleva una gran importancia”.

Mientras culminan las obras las internas se mantienen en la unidad penal de Quillota. En dicho recinto también funciona el programa Creciendo Juntos y se cuenta con un espacio especial para las mujeres y sus hijos.

 

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *