La mejor versión del balonmano chileno

“Partimos siendo absolutamente nada”. Con franqueza, el jugador chileno Emil Feuchtmann y el Head Coach y campeón del mundo con España, Mateo Garralda, recorren el crecimiento de la selección chilena de balonmano en conversación con #EsDeporteRadio

“La primera vez que yo fui a la selección fue el 2001. Fuimos a un Panamericano en Buenos Aires. Perdimos con Estados Unidos y Uruguay y no te cuento lo que era Brasil y Argentina, que nos ganaban por más de 40 goles. Brasil nos ganó 54-4. Esa era nuestra realidad. Fuimos peleando sin saber lo difícil que era, a contracorriente y con mucho valor. De a poco, hemos empujado hacia el profesionalismo y hacia la mejor versión de nosotros mismos”, recuerda el ahora medallista de plata en los Panamericanos de Lima 2019.

Sin duda, una característica que hoy valora el técnico español: “Lo que más me ha impresionado es la valentía que tuvieron todos los jugadores, la familia Feuchtmann, la familia Salinas, como máximos referentes, o Marco Oneto, y la impresionante ilusión, valor y el arrojo de perseguir sus sueños. El que conozca la realidad del balonmano chileno y conozca la realidad del profesionalismo en Europa, y el hecho que unos chavales, unos críos, cojan su maleta y se vengan a perseguir sus sueños y conseguir lo que han conseguido, es impresionante”.

Y Garralda profundiza, comparte y se identifica con ese sello del equipo chileno: “A mi siempre me ha gustado pelear contracorriente. Yo con 19 años me corté la rodilla y me dijeron que no podría hacer esto, esto ni esto. Peleando conseguí todo lo que me dijeron que no podría conseguir. Me gusta ir contracorriente y ganar”.

Un camino cuesta arriba que también ha marcado a nuestro Deportista Proddar: “Yo en Brasil viví prácticamente en una favela, escuchando tiros en las noches. Yo no sé si a mi hijo lo dejaría ir, pero le doy mucho valor a esas cosas. Vivir esas experiencias me han forjado como persona. Hoy haría el mismo camino 10 veces. Salí de Chile buscando ser el mejor jugador del mundo, no estuve ni cerca, pero en todo este camino he logrado infinitas cosas”.

Sueños que siguen movilizando a nuestra selección que, entre sus desafíos postergados por la pandemia, está una nueva clasificación a una Copa Mundial y un cupo histórico en los Juegos Olímpicos de Tokio. Revive la entrevista completa en nuestro Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *