Trump declara esenciales las iglesias y pide su reapertura

No ha quedado claro, como a menudo sucede en los anuncios del presidente, si lo que está planteando es una orden, una recomendación o una autorización. Ha asegurado que si los gobernadores no acatan su solicitud, él procederá a “suplantarlos”. Pero no ha explicado qué autoridad tiene para hacerlo. “Apelo a los gobernadores a que permitan a nuestras iglesias y lugares de culto a abrir ahora mismo”, ha dicho, y ha aclarado: “Si tienen alguna pregunta, tendrán que llamarme, pero no van a tener éxito en esa llamada”.

La imposibilidad de asistir a servicios religiosos es una de las quejas recurrentes en las manifestaciones contra las medidas de confinamiento en el país. Párrocos o instituciones religiosas se han enfrentado a los gobernadores de algunos Estados, que son quienes imponen las restricciones. Algunos han desafiado las órdenes y han llegado a acudir a los tribunales y, en algunas ocasiones, en Estados como Misisipi y Virginia, el Departamento de Justicia les ha brindado su apoyo en los procesos.

Las autoridades sanitarias han concluido que los templos religiosos constituyen congregaciones donde el virus puede propagarse con facilidad, y se han detectado focos de contagios importantes en algunas iglesias. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) habían preparado un borrador de directrices para iglesias y lugares de culto hace semanas, que incluía medidas de distancia social y limitación de aforos. Pero las directrices no han sido publicadas por la Casa Blanca, y no ha habido una redacción definitiva antes del anuncio de Trump este viernes. “Estos son lugares que mantienen a nuestro pueblo unido”, ha dicho el presidente. “En Estados Unidos necesitamos más oraciones, no menos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *