Presidente Colegio Médico de Valparaíso: “Aquí hay responsabilidad administrativa y política”

sí lo indicó hoy el timonel gremial Luis Ignacio de la Torre tras conocerse públicamente el nuevo retraso e incierto futuro del recinto asistencial del Marga Marga, afirmando que como “Colegio Médico de Valparaíso ha sido siempre una voz que ha estado alerta al déficit de camas, especialmente en la red de salud pública de la Región de Valparaíso.”

“Aquí hay responsabilidad administrativa y política que determinará que nuevamente la población más vulnerable vea postergada la posibilidad de que los nuevos hospitales estén en funcionamiento”

“Siempre hemos visto con buenos ojos todos los proyectos de infraestructura de salud, desde postas rurales, Cesfam, y por supuesto las tan necesarias camas hospitalarias de alta, mediana y baja complejidad. En este sentido, nos ha preocupado mucho las noticias sobre la paralización del proyecto del hospital Marga Marga tanto en su diseño y ejecución, por cuanto este es un centro de salud que viene a descongestionar la red pública de salud y aumentar la dotación de camas, que beneficiara a la comunidad y ayudará a nivelar el déficit de camas públicas”.

De la Torre añadió que “es crucial que los procesos de estudios pre inversionales, de diseño de centros de salud y la ejecución de estos proyectos se realicen en los tiempos adecuados y no sigamos teniendo los retrasos que hemos visto en cada una de las obras que se han construido. No hay que olvidar la demora sistemática en el hospital Gustavo Fricke, que ya lleva a lo menos dos años de retraso y que es lamentable, por cuanto ha determinado que la población más vulnerable y que más lo requiera aún no pueda acceder a este centro de salud que hemos pagado con creces a partir del impuesto de todos los chilenos, y que todavía no tiene fecha clara de inauguración”.

Aseveró que “necesitamos que los procesos administrativos que se vinculan a los diseños de estudios pre inversionales y de ejecución de estos proyectos ocurran en tiempos razonables y de forma participativa donde los profesionales de la salud son una voz relevante. No debemos aceptar como normales todas las demoras que se han producido. En el caso del hospital de Marga Marga según se ha difundido en la prensa ha sido la propia empresa constructora la que generó cambios en las características del diseño, que de acuerdo a lo que hemos podido revisar en el informe de la Contraloría en nada beneficia a la población y que incluso de ser aceptados debieran reducir el costo de construcción del hospital, situación que la empresa no ha resuelto.

Este tipo de hechos no se pueden aceptar ni normalizar y debemos exigir a las autoridades competentes en este caso el subsecretario de redes asistenciales que se pronuncie y sancione a las personas que han estado encargadas de que los plazos de estos proyectos se cumplan de forma correcta.

En este sentido la comunidad debe saber quienes son los responsables de estas fallas en los procesos y por lo mismo las comunidades afectadas y el estado deben sancionar las faltas detectadas y exigir la responsabilidad política, por cuanto la población más vulnerable ve nuevamente postergada la posibilidad de tener un nuevo hospital en funcionamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *