Canciller Ampuero aseguró que la soberanía se mantiene intacta tras segunda ronda de alegatos en La Haya

Tras la segunda jornada de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde Bolivia tuvo otra oportunidad para presentar argumentos que logren acreditar que Chile tiene la obligación de negociar una salida soberana al mar, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, respondió de forma categórica a los puntos presentados por la defensa altiplánica.

El canciller, desde las escalinatas del Palacio de la Paz, aseguró que Bolivia llegó buscando diálogo y terminó pidiendo territorio, lo que, a juicio del jefe de la diplomacia nacional, es inaceptable; y sentenció que “nadie nos puede obligar a nosotros a ceder un centímetro cuadrado. La soberanía se mantiene intacta y es bueno que lo sepan todos”, manifestó el Canciller.

Ampuero, además, criticó que Bolivia haya tratado de manchar la imagen de nuestro país y asegurar que éste no cumple con sus deberes ni acuerdos; enfatizando que “el mundo nos ha visto, nos conoce y sabe cómo somos nosotros y cómo cumplimos: un país ampliamente integrado al mundo y con excelentes relaciones con el planeta”, resaltó.

En relación al cambio de postura en sus alegatos, el canciller sostuvo que tal modificación en su posición ha sido continua y que no debe sorprender; y que para dañar la imagen del país, Bolivia “construyó una narrativa continuada que está alimentada de citas, notas y declaraciones que están fuera de texto y contexto, lo que constituye desvirtuar la historia real”, indicó el ministro.

Por su parte, el agente chileno, Claudio Grossman, declaró haberse sentido “sorprendido” ante el doble discurso de la defensa boliviana en relación a la carta de la Organización de Estados Americanos (OEA), escrito que está ratificado por ambas naciones y que estipula que países deben negociar y conversar sus problemas de manera pacífica.

Lo anterior debido a que, como indicó Ampuero, Bolivia comenzó su intervención en La Haya pidiendo diálogo y concluyó su paso por la Corte exigiendo territorio nacional.

Además, Grossman expresó haberse sorprendido ante lo “poco riguroso del análisis jurídico” de la postura altiplánica. “Una suma de peras y manzanas”, señaló. “Unas eran declaraciones de temas políticos, otras de conversaciones”, criticó el agente nacional, todo en dirección de asegurar una negociación de suelo chileno.

El agente adelantó que Chile buscará atacar los argumentos bolivianos este jueves y viernes 23 de marzo, “desagregando la falsedad y la falta de rigor de sus alegatos”, los cuales tuvieron varios “desaciertos históricos”, reafirmó Claudio Grossman.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *