Presidente brasileño rompe el silencio sobre la masacre en Manaos y anuncia construcción de nuevas prisiones

El Presidente de Brasil, Michel Temer, habló por primera vez este jueves sobre la masacre que dejó a 56 presos muertos en una cárcel de Manaos y anunció la construcción de nuevas prisiones en todos los estados del país.

«Quiero solidarizarme en primer lugar con las familias que perdieron a sus presos en este accidente pavoroso que ocurrió en el presidio de Manaos», afirmó al inicio de una reunión sobre seguridad nacional con varios de sus ministros. «No es suficiente con realizar un diagnóstico de lo que ocurrió, es preciso actuar», añadió Temer después de tres días de un silencio muy cuestionado por varios sectores brasileños.

Para solucionar el problema de la sobrepoblación carcelaria, el Gobierno planifica la construcción de al menos una prisión en cada estado brasileño, además del Distrito Federal, con una inversión de 800 millones de reales (unos 250 millones de dólares).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *