Sin resultados continúan las labores de rescate de mineros atrapados en yacimiento de Honduras

CHOLUTECA.- Equipos de rescate escarbaban, incluso utilizando sus manos, una mina en el sur de Honduras donde 11 trabajadores quedaron atrapados tras un derrumbe, mientras los angustiosos gritos de los obreros son la prueba de que continúan con vida.

Jaime Silva, jefe del equipo de bomberos a cargo del rescate, dijo que para llegar al sitio del derrumbe ocurrido el miércoles en la Mina San Juan, los socorristas bajan 15 metros por un túnel vertical, y luego caminan unos 100 metros hasta llegar al sitio del derrumbe, donde se identificó la presencia de tres de los trabajadores.

El paradero de los otros ocho aún se desconoce, según Silva, quien dijo que esperaban rescatar durante las próximas horas a los tres mineros localizados.

Unas 400 personas entre rescatistas, militares, familiares de los mineros y curiosos, se aglomeraron alrededor del sitio, donde se encuentran varias bocas de minas de oro cubiertas con toldos azules, en medio de un sol pesado y nubes que amenazan con lluvia.

Silva explicó que los socorristas, que ingresan a la mina de seis en seis, tienen que escarbar entre las piedras y la tierra a mano porque las paredes flojas de los túneles no permiten el uso de maquinaria.

Introdujeron una manguera para darles oxígeno a tres mineros localizados y obtener información de los otros ocho, que se dispersaron después del derrumbe, dijo el jefe de la operación.

Agregó que los rescatistas han podido comunicarse con los trabajadores por los gritos que hacen al otro lado de los tres metros de piedra y tierra que dejó el derrumbe.

El dueño de la Mina San Juan, Virgilio Gúnera, dijo que envió una cuadrilla a la parte trasera del cerro al pie de la mina, donde él cree que podrían estar atrapados los ocho mineros no ubicados.

La mina se encuentra al pie de un acantilado rocoso de unos 30 metros de altura, en una región montañosa en el municipio de El Corpus, una zona pobre donde la minería emplea unas 5.000 personas y es la principal fuente de ingresos, luego de que una plaga del hongo de la roya acabó en los últimos años con el cultivo de café.

En la Mina de San Juan trabajan diariamente entre 20 y 40 personas que reciben unos 10 dólares por día como salario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *