La Gran Noche inolvidable de 31 Minutos

Una gran noche  fue la que tuvo 31 Minutos, el noticiero de títeres que a principios de la década pasada nació como una apuesta televisiva infantil más levantada con fondos concursables, pero que logró trascender hasta instalarse con firmeza en el registro emotivo de generaciones, incluso de aquellas que de infantiles ya tenían poco y nada.

Así  se demostró con una gran cantidad niños, pero que estaba dominada mayoritariamente por adultos, jóvenes, quienes corearon cada uno de los temas interpretados por una banda excepcional, y que se compenetraron con la propuesta de un Festival de Triviña animado por Tulio Triviño.

Todo enmarcado en la permanente espera por la llegada del Monstruo, amenizada con una competencia de canciones en la que participaron exponentes como Chascoberto «Me cortaron mal el pelo» y Flor Bovina, «Mi muñeca me habló», más pasos fuera de concurso como el de Los Hermanos Guarenes («Tangananica, tangananá») y Freddy Turbina («Mi equilibrio espiritual»). El hit más celebrado de la noche, mientras que la alusión más aplaudida fue la de Calcetín con Rombosman, quien le respondió al voraz Monstruo del Festival que «todo niño tiene derecho a disfrutar de un espectáculo de calidad, y no de las porquerías que dan en la televisión».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *