El peligro de las guirnaldas Navideñas

Uno de los productos más vendidos en estos días de fin de año son las guirnaldas navideñas que adornan los Arboles de Navidad, los frontis de las ventanas y las casas, elementos que pese a su inofensiva apariencia, se podrían convertir en un peligro real y concreto para la integridad de las personas y sus bienes, cuando no se encuentran debidamente certificados ante un organismo autorizado.
Para esto la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, fiscaliza distintos locales comerciales del país, verificando que éste tipo de luces cuenten con su respectivo certificado.
Existen varios elementos que nos permiten distinguir un producto certificado del que no lo está, por ejemplo el grosor de los cables y enchufes, los no certificados generalmente son muy delgados y se cortan fácilmente, es muy fácil que se recalienten y se puedan incendiar o podría producir un electrocución al ser manipulados.
El etiquetado, certificación y el logo de la Empresa que debe estar registrada por la SEC.
El Uso correcto de de las luces navideñas.
Las guirnaldas navideñas que conforman figuras tales como renos, viejos Pascueros, cascadas etc. Y que son ubicadas en los jardines o techumbres deben ser diseñadas para uso exterior. La diferencias de éstas con las luces de interior no están preparadas técnicamente para soportar por ejemplo  una lluvia, que podría provocar un corto circuito si entra en contacto con dichos productos o fuentes de peligro de electrocución en partes metálicas, tales como rejas o ventanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *